KRESALA BEGIRA URPEKO TALDEA

GRUPO DE ACTIVIDADES SUBACUATICAS QUE IMPULSA Y COLABORA EN LA REALIZACION DEL INVENTARIO DE ELEMENTOS DE INTERES ARQUEOLOGICO SUBACUATICO DE LA COMUNIDAD AUTONOMA VASCA

2.11.09

11.10.09

ENCONTRAMOS UN CAÑON

Durante una inmersión realizada el pasado 3 de octubre mi hermano Luis y yo, (Jabi Atutxa) cuando regresábamos al cabo del ancla, encontramos un artefacto con una forma tronco-cónica que nos llamó mucho la atención. Tras un primer análisis comprobamos que podría tratarse de un cañon, aunque manteníamos serias dudas. Marcamos la posición con una boya y posteriormente con el GPS del barco y nos preparamos para compartir el hallazgo con el resto del grupo. Dos días después realizamos una segunda inmersión. En esta ocasión nos acompañaba Antoan, que se encargó de realizar las mediciones, Jesús y José que tomaron las fotografías, yo grabé el video y Unai, Javi Lara y Luis también participaron en el operativo. El cañon es muy similar al que reposa en la puerta del Museo del Pescador en Bermeo. Aquí tenéis unas fotos del hallazgo.








10.9.09








"HOCHHEIMER"


UN PECIO NAZI EN MATXITXAKO


Buceadores del grupo KRESALA Begira Urpeko Taldea, asociación con sede en Amorebieta, con el apoyo de la empresa de trabajos subacuáticos de Bermeo OLATU, del zornotzarra Unai Artaloitia, han revelado el nombre e historia de un pecio que les ha tenido en jaque más de un año, desde que el año pasado se sumergieron para descartar que se trataba del perseguido "Bou Nabarra" . En estos meses de verano han realizado una campaña de buceo intenso sobre este pecio situado en las inmediaciones del Cabo Matxitxako y le han devuelto su nombre y su historia perdida hasta hace poco.


Se trata del “Hochheimer”, un carguero que perteneció al Tercer Reich, de 79,4 metros de eslora, que fue hundido por el submarino británico “Sceptre” al mando del comandante I. S. McIntosh. El buque “Hochheimer”, bajo el mando del Capitán J. Rief, iba protegido por los patrulleros alemanes “V-402” y “V-405”, y transportaba una carga de mineral de hierro con destino a Baiona (Francia) y a los cercanos altos hornos de Boucau, que trabajaban para la industria de guerra nazi. El mercante, que se hundió a las 0: 45 horas del 21 de mayo de 1944, según el informe del submarino, reposa a 96 metros de profundidad, en buen estado de conservación con su ametralladora sobre el castillete de proa.

De una tripulación de 32 hombres solo sobrevivieron siete. Los torpedos lanzados por el “HMS Sceptre” fueron letales y lo echaron a pique en cuestión de segundos, según relata el capitán del submarino. El 21 de mayo de 1944, el mercante “Juan Artaza” rescató y trasladó a Santander al segundo oficial de puente del buque alemán., otros dos hombres fueron rescatados por el pesquero “Dos hermanas”, de Arminza, y otros 4 lograron llegar a Bakio.


Identificación


Las medidas del pecio, su estructura y su carga de mineral de hierro fueron datos fundamentales para realizar una búsqueda preliminar en los archivos históricos, pero era necesario encontrar algo más tangible para identificar el pecio. Los buceadores de Kresala encontraron varios platos y una jarra con inscripciones con la esvástica nazi, pertenecientes a la Kriegsmarine, la Marina de Guerra de Alemania y fabricados por KPM, Königliche Porzellan Manufaktur, Berlin.



Jarra hallada en el pecio con el águila y la esvástica nazi en su base

Detalle del símbolo nazi



Esos sellos de la vajilla les pusieron sobre la pista, pero lo verdaderamente determinante para su identificación, ha sido un reloj naval.Fabricado por Kieninger y Obergfell (KUNDO), que era y todavía es hoy un gran productor de relojes. En la parte izquierda de la esfera se observa el águila y la esvástica nazi sobre la M de la Kriegsmarine. En la parte derecha el código 5082 y debajo la N que hace referencia a Nordsee o flota del Mar del Norte.





El reloj tiene el cristal roto debido a la implosión producida por la presión del agua y sus agujas marcan las 12:45 horas. Es la hora exacta del hundimiento que reportó en su informe el Capitán I. S. McIntosh al mando del submarino británico “HMS Sceptre”, las 0:45 de la noche del 20 al 21 de mayo de 1944. Las horas coincidían, un momento trágico para el “Hochheimer” y victorioso para el submarino inglés, que días después torpedeó al “Baldur” en el descargadero de Saltacaballos.


Algunos datos de las inmersiones

Nuestras inmersiones se han sucedido sin contratiempos, la visibilidad entre 10 y 20 metros en todo momento, temperatura del agua entre 12º y 20º, se han realizado cerca 500 minutos de inmersión de tiempo de fondo entre todos los integrantes del equipo. Se han filmado cerca de dos horas de video submarino, la profundidad máxima alcanzada 96,7 m, los tiempos de fondo han sido entre los 20 y 25 minutos, los tiempos de descompresión cerca de las dos horas por buceador e inmersión. Todas las inmersiones han sido realizadas con rebreathers eccr, inspiration classic, inspiration vision, evolution, megalodon, minimegalodon, y sentinel.

Juan, Unai y Jose Manuel

Un año más ha sido un gran test para todo el equipo de buceo, material y humano, un año mas hemos sacado buenas conclusiones, que enriquecen nuestra experiencia y nos enseñan como afrontar este tipo de expediciones.

Desde aquí agradecer y animar a todo el equipo por su labor, buzos de fondo, buzos de seguridad, técnic@s de rastreo, marinería y equipo terrestre que año tras año dedicamos nuestras vacaciones y días libres a esta labor sin mas afán que alimentar nuestra inquietud.
Antua, Ritxar, Sara, Jabi, Unai, Jose Manuel, Juan, Dani, Juan, Alex, Javi G. Alex, Unai, Luis, Mikel, Ibon.


Historia

La historia de este pecio merece un capitulo aparte, ya que con sus diferentes nombres y navieras tubo su repercusión en la guerra civil española. Fue construido en 1918 en los astilleros ingleses de Wood Skinner en Bill Quay con el nombre de Lord Rhondda.
En 1928 fue rebautizado con el nombre de OTTINGE por la compañía Constants France (South Wales) Ltd, Cardiff. En 1 937 como TINGE por la naviera Socdeco y en 1938 adoptó el nombre de RONWYN por Dillwyn SS. Co., Ltd. (Stockwood, Rees & Co.) Swansea. Mientras navegó con el nombre de Ronwyn participó junto al mítico Stanbrook en la evacuación de miles de refugiados en la Guerra Civil española. Partió el 12 de marzo de Alicante, con 716 pasajeros a bordo y llegó al puerto de Tenés (Argelia). Fue abandonado con daños en Rochefort, y posteriormente en 1940 reparado por los alemanes. En 1943 adquirió el nombre de HOCHHEIMER bajo el mando del Tercer Reich con la empresa Lübeck-Wyburger Dampfs. Ges., Lübeck.





Dibujo realizado por el piloto José Fernandes Amaro Júnior, relacionada con su servicio de salida do vapor inglés LORD RHONDDA en Barra do Douro (Portugal) el 04/06/1927.




"SCEPTRE"









“Sceptre”, era uno de los submarinos a los que se le había encomendado la estrangulación del tráfico entre los puertos franceses y los españoles del Golfo de Vizcaya.Estaba mandado por el Capitán de Corbeta McIntosh y su dotación era de cinco oficiales y 38 hombres. Pertenecía a la clase S de 1940 (49 unidades) y su nombre original fue el de “P-215”. Tenía 217 pies de eslora, por 23,9 de manga; desplazaba 670 toneladas en superficie y 960 en inmersión; estaba propulsado por motores diesel de 1.900 HP y eléctricos de 1.300, que le proporcionaban 13 nudos en superficie y ocho en inmersión, y estaba armado con un cañón de tres pulgadas antiaéreo, un oerlikon y siete tubos lanzatorpedos (seis a proa y uno a popa) de 21 pulgadas.





2.2.09

ACUERDO CON DEPARTAMENTO DE CULTURA
Esta pasada semana hemos hablado con los responsables de Patrimonio del Departamento de Cultura con el objetivo de llegar a un acuerdo para oficializar un convenio de colaboración para documentar fotográficamente algunos de los elementos que actualmente están en la base de datos sin documentar. Ya os informaré

24.10.08

YA HEMOS COBRADO LA PASTA
El próximo día 14 de noviembre cena-asamblea en el Bar Uranga de Amorebieta. Ya tenemos el dinero, ahora podemos comprar la sona y a por todo. El año que viene va a ser estupendo. Sólo tenemos que comprobar si la sonda que nos ofrece cascoantiguo es compatible con nuestro sistema Olex.
OFERTA DE SONDA DE CASCOANTIGUO




¨StarFish seabed imaging system
© STARFISH 2007. THE SEABED IS YOUR PLAYGROUND
FEATURES:
• THE SMALLEST SIDE SCAN TOWFISH ON THE
MARKET
• PIONEERING, INNOVATIVE DESIGN
• EASILY TRANSPORTABLE - FITS IN A SMALL
RUCKSACK
• PLUG & PLAY USB INTERFACE TO ANY PC
• EASILY POWERED FROM ALMOST ANY SOURCE
• SIMPLE INTUITIVE SOFTWARE
APPLICATIONS:
• DIVE CLUBS
• LAW ENFORCEMENT / HOMELAND SECURITY
• SHIPWRECK HUNTING / TREASURE HUNTING
• UNDERWATER RESEARCH / ACADEMIC
INSTITUTES
• FISHERIES / ANGLING / SPORT FISHING
• OFFSHORE OIL & GAS INDUSTRY
• UNDERWATER ENGINEERING PROJECTS / SURVEY

StarFish is a revolutionary, high definition, side
scan sonar which produces near photo-quality
images of the seabed. Built to a unique,
innovative design StarFish is currently the
smallest side scan towfish on the market.
Since the first seabed imaging sonars were
developed, manufacturers have predominantly
focused on a cylindrical or torpedo-shaped
towfish body. Research into underwater
hydronamics has shown that the torpedo-shape
many associate with side scan sonars may not be
the optimum design.
Today we have created a revolutionary, new tow
body challenging these old concepts and
providing several advantages. The compact
design and unique shape dramatically improve
the stability of the sonar and with it the quality of
the seabed images.
The near photo-quality images produced by
StarFish make it an affordable, low-cost side scan
sonar compared to many larger commercial side
scan systems.
The advanced digital CHIRP acoustic techniques
used by StarFish offer better range resolution
compared to conventional fixed-frequency side
scan sonars.
StarFish is truly ‘Plug and Play’ connecting to
your PC or laptop via a USB Port. It out performs
many larger commercial systems, yet the intuitive
software makes it very easy to use.
Image of the seabed produced by StarFish
the seabed is your playground

www.starfishsonar.com
System Parts
Sonar Starfish 450F Sonar Head (Inc. 20m tow cable)
Starfish 450 Top-Box (Inc. USB interface cable)
Power Supplies Universal AC mains to DC power-supply (Inc. international
AC adaptor)
2m cigar plug and lead
Crocodile-clip to cigar socket adaptor.
Software Starfish Interface Software
Documentation User manual
Legislative
Compliance RoHS Full compliance to the 2002/95/EC RoHS directive.
WEEE Full EN50419 compliance
EMC TBA
Dimensions
Length 380mm (14.96”)
Width 110mm (4.33”)
Height 100mm (3.94”)
System Specifications
Sonar Head Specifications
Weight Air Approx 2.0Kg (4.41lb)
Water Approx 1.0Kg (2.20lb)
Towing cable Length 20m (65.6ft)
Breaking Strain ≥150Kg (330.7lb) Kevlar reinforced
Construction Black polyurethane jacketed, with internal Kevlar
reinforcing member
Construction Reinforced black polyurethane rubber
Transducers Arrangement Dual fin mounted transducers, with 30° down
angle from horizontal.
Vertical
beam-width 60° nominal (@ -3dB point)
Horizontal
beam-width 1.7° nominal (@ -3dB point)
Operating
frequency 450KHz nominal.
Transmit Source
Power Level TBA

8.7.08

ENTREVISTA A MIKEL ZABALETA EN EL DIARIO VASCO
El legazpiarra Mikel Zabaleta fue uno de los tres buceadores en descubrir que el barco hallado en Bermeo no era el bou 'Nabarra'
06.07.08 -
CRISTINA LIMIA

Mikel Zabaleta ha sido uno de los tres buceadores en descartar que el navío hallado frente a la costa de Bermeo fuera el bou Nabarra, un buque de la Marina de Euskadi hundido durante la Guerra Civil en la batalla contra el acorazado franquista 'Canarias'. Tras más de 2 horas bajo el agua, su gozo, y el del resto de sus compañeros, se vio en un pozo al descubrir que la proa del barco que tenía delante, no tenía destrozos ni síntomas de haber tomado parte en la batalla.
- Si los restos analizados hubieran sido los del bou Nabarra, estaríamos ante un hecho de gran relevancia , ¿cómo se le queda a uno el cuerpo cuando, tras tanto esfuerzo, descubre que no lo son?
- Si te digo la verdad, había un conflicto dentro de mí. No sabía si quería que fuera ó no fuera. Personalmente, me apetecía dar con el bou Nabarra, porque es un barco histórico y se han dedicado muchos años de estudio e inmersiones fallidas en su búsqueda.
- Aún así, está satisfecho.
- El que no haya sido, hace que el proyecto siga en marcha, habiendo eliminado una posibilidad. Hace unos días, estuve hablando con una persona cuyo padre había visto la batalla desde tierra y a la gente saltar a los botes salvavidas (hubo 20 supervivientes). Eso nos dice que el buque está más cerca de lo que pensábamos de la costa.
- Ha buceado bajo el hielo, en numerosos barcos hundidos e incluso en el norte de Escocia, en pecios de la primera Guerra Mundial ¿cuál fue su primera inmersión importante?
- Las realizadas en un pecio que está frente a Lekeitio y se llama San Antolín.
- ¿Cómo resultó?
- Era un barco carguero que se hundió en una tormenta. Llevaba adoquines y creemos que iban 8 personas dentro. Estaba a 72 metros de profundidad y nos dedicamos a medirlo, verlo y confirmar que era él. Este proyecto sirvió para ver la estrategia a seguir en el futuro. Hay que tener en cuenta que antes, no había GPS, ni radares como ahora. Se sabía cuándo partía un barco, a dónde iba y cuándo debía llegar. Si no aparecía, se daba por perdido.
- Las inmersiones a barcos hundidos significaron redescubrir el buceo para usted.
- Al principio, tu ilusión es ver el agua limpia, los peces, distinguir cosas... La primera inmersión que hice a un barco hundido me impactó, encontré nuevas cosas que se podían ver y estudiar.
- ¿Cuánto lleva en este mundo?
- Unos 12 años. Siempre había tenido la curiosidad de saber qué había ahí abajo. Hice un curso y a partir de ahí, me enganché.
- Tanto, que ha terminado estando más de 2 horas bajo el agua.
- Vas haciendo cursos de niveles más avanzados y cuando tienes una base, quieres algo más. Había hecho unas 300 inmersiones cuando empecé con el buceo técnico. Se diferencia del buceo recreativo por el uso de diferentes mezclas de gases y herramientas distintas.
- Ahora practica buceo con rebreather, ¿de qué se trata?
- Es un aparato que recicla el gas que yo estoy respirando. Con él, consigo hacer tiempos de fondo y profundidades impensables con la típica botella. Pueden surgir problemas de estrés, pánico ó descompresión, pero en el peor de los casos, tienes aire.
- Hace unos 5 años que forma parte de la asociación Kresala de Amorebieta, ¿a qué se dedican?
-Me he ido juntado con gente interesada en la arqueología, la historia, la guerra civil... Todos somos buceadores e intentamos hallar barcos, cosas arqueológicas...
Seguirán buscando
- Háblenos de bou Nabarra.
- Se hundió en 1937 durante una batalla de la Guerra Civil, habiendo perecido unos 29 gudaris. Estos, demostraron mucho valor al pelear contra el Canarias, un barco unas cuatro veces mayor. Siempre se ha buscado, porque es un buque mítico dentro de la historia de la Guerra Civil.
- ¿Cómo dieron con los restos recientemente analizados en Bermeo?
- En marzo, el Gobierno Vasco ofreció unas imágenes de ese barco, grabadas con un robot. Nosotros también encontramos esos restos y con la preparación adquirida en el San Antolín, nos planteamos hacer inmersiones a 95 metros de profundidad. Las realizamos con 3 buzos de fondo, que fuimos Unai Artaloitia (de Bermeo), José Manuel Silva (cámara submarino de Galicia) y yo. Además de un barquero, una serie de buzos de seguridad y protocolos.
- ¿Qué encontró ahí abajo?
- Se hicieron varias intentonas y el día 5 de junio, caímos en el barco por primera vez. Estaba todo negro. Coincidió con las inundaciones de Getxo, había llovido mucho y los primeros 20 metros del mar estaban llenos de barro. A 90 metros de profundidad estábamos a oscuras, con unos focos tremendos para poder ver algo. Si un foco de un coche tiene 55 batios de potencia, nuestro cámara de vídeo llevaba dos focos de 150 batios, que se veían como lucecitas. Llegamos a la proa y empezamos a buscar indicios, habíamos estudiado planos, fotos y crónicas de la batalla del Nabarra.
- ¿Qué es lo que descartó que fuera el bou Nabarra?
- No había nada de lo que esperábamos encontrar. La zona de proa, que es la parte donde más caña había recibido el barco en la batalla, estaba intacta. No había recibido cañonazos, no tenía metralla, bainas ni proyectiles. Luego, accedimos a la zona de carga y hallamos mineral de hierro. El bou Nabarra era un barco bacaladero, armado posteriormente.
- La inmersión fue de 23 minutos de fondo y 117 minutos de ascenso, ¿resultó duro?
- Te aburres. Abajo, estas a lo que estas, pero a la hora de ascender, miras el ordenador y ves que tienes delante 120 minutos de descomprensión. Las cosas pueden torcerse en cualquier momento y tienes 90 metros de agua por encima. Ahí se ve el entrenamiento.
- El aspecto psicológico es vital.
- Es casi lo más importante. Físicamente, somos capaces de aguantar una inmersión. Pero hay que pensar que tienes que estar 2 horas subiendo y hacerlo despacito.
- ¿Seguirán en la búsqueda del bou Nabarra?
- Sí. Estas inmersiones han sido el final de mucho tiempo de investigación. Llevamos años detrás de él y como nosotros, más gente.

30.6.08

SONAR DE BARRIDO LATERAL




Ya estamos pidiendo presupuestos para comprar un sonar de barrido lateral. Tenemos varias opciones, incluso algunos de segunda mano. Con esta herramienta y el sitema Olex del que disponemos podremos obtener buenos avances. Ya hemos hablado con el técnico de Simrad y está dispuesto a configurar de nuevo el ordenador para adaptarlo a la nueva sonda.

26.6.08

SEGUIREMOS TRABAJANDO


EN LA BUSQUEDA DEL BOU NABARRA


Y OTROS PECIOS DE NUESTRAS COSTAS





En esta foto se puede apreciar a tres Bous fondeados y ya artillados

La Asociación Kresala quiere anunciar que continúa con sus labores de búsqueda y exploración submarina. Por una parte, quiere dar a conocer todos los datos disponibles sobre el BOU en la web: http://www.bounabarra.com/
La crónica del combate escrita por el propio capitán del crucero Canarias, otras fotos de los Bous que hemos encontrado, también tenemos una fotografía del carguero Yorkbrook en Bermeo descargando material, y varias cosas más. Esperamos que para septiembre tengamos la información subida en la página.

Pero no sólo se hundió el Bou Nabarra. También se hundieron otros barcos y perecieron varios gudaris. Por eso creemos que podríamos dirigir nuestros esfuerzos a buscar esos restos. El "Goizeko Izarra" tras chocar contra una mina se hundió en el Abra con sus 17 tripulantes, incluyendo a quien lo mandaba, Ignacio Zinkunegi Atxurra, marino de Lekeitio, y entre los que se desempeñaba como maquinista Victoriano Reguero, de Mundaka. También el dragaminas "Mari Toya" durante una de las difíciles y peligrosas tareas de rastreo de las minas chocó con una y se hundió en el Abra, falleciendo 6 de sus 10 tripulantes.
Otro dragaminas, el " DELFINA D-18", comandado por Eladio Cruz se hundió en la misma zona por abordaje del Ciscar (21-5-37)
Esto en cuanto respecta a la Guerra Civil en Euskadi y la Batalla de Matxitxako.

Pero también en breve daremos información sobre otro barco a -70 metros, en el que perecieron 8 personas, pecio del que tenemos un informe bastante completo. Además vamos a realizar este verano varias exploraciones en otro pecio a -110 m. aunque por ahora no podemos dar más datos de estos barcos.



Salud2
En su edición digital

DEIA RECOGE LA NOTICIA

OFRECIDA POR KRESALA

El buque hundido en Matxitxako no es el bou Nabarra




Los equipos de buceo han descartado finalmente que los restos hallados en el Cabo Matxitxako pertenezcan al Bou Nabarra, un buque perteneciente a la Marina de Guerra de Euskadi hundido en la guerra civil. Aunque todavía se desconoce la identidad del pecio, se sabe que se dedicaba al transporte del mineral de hierro. El descubrimiento del pecio fue posible a raíz del encargo realizado por el Gobierno Vasco a la Fundación Azti-Tecnalia para llevar a cabo la cartografía para la caracterización de fondos de la plataforma continental vasca con fines medioambientales.
VP
De este modo, en agosto de 2007 se recogieron datos mediante una sonda acústica multihaz de alta frecuencia y máxima resolución. Al analizar los resultados, los expertos identificaron un barco hundido en las proximidades de Matxitxako, sobre fondos de unos 100 metros de profundidad y en relativo buen estado.
De todos los barcos hundidos en la zona, se comprobó que éste coincidía con el Bou Nabarra. Para poder verificarlo, el pasado 15 de febrero se utilizó un vehículo submarino teledirigido, que obtuvo las primeras imágenes del barco.
Según han explicado los submarinistas de la asociación Kresala que han participado en las inmersiones entre mayo y junio para corroborar los datos ofrecidos por el robot, el pecio se encuentra sumergido a 6 millas frente a San Juan de Gaztelugatxe, entre 93 y 95 metros bajo el nivel del mar. Allí abajo, a pesar de la limpieza del agua, no llega la luz, por lo que "como bucear de noche", con una visibilidad de apenas tres metros.
A esas profundidades, las altas presiones, de alrededor de 10 atmósferas, requieren del empleo de equipos especiales como los trajes de sistema de circuito cerrado electrónico utilizados. Además, han explicado, los buceadores necesitan pasar dos horas de descompresión antes de volver a la superficie.
Al bajar hasta el pecio, los submarinistas pudieron comprobar que parte de la carga había escapado de las bodegas, observando restos de minera de hierro por la zona. Este hallazgo descartaba que se tratara del Nou Nabarra y apuntaba, según han explicado, a un carguero de tamaño medio de principios de siglo, probablemente de los que llevaban mineral de hierro a Cardiff (Reino Unido) y volvían con carbón.
En sus inmersiones, los buzos encontraron otras pruebas que descartaban la hipótesis del buque de guerra, pues el casco se encuentra entero, sin restos de haber sido hundido tras una batalla naval. Tampoco se han encontrado restos del cañón que portaba, aunque si un artefacto que, sospechan, podría tratarse de una ametralladora, que atribuyen a las necesidades de defensa de la época, con gran cantidad de piratas y confiscaciones de guerra.
A pesar de que las mediciones tomadas originalmente apuntaban a unas dimensiones similares a las del Bou, las inmersiones han permitido comprobar que difieren, pues la proa no llega a los 8 metros, frente a los 14 que debería tener, y la manga del barco tampoco coincide con la del navío vasco.
Sobre su identidad, los buceadores han admitido no tener datos, ya que tras investigar en fondos documentales no han encontrado ningún naufragio en la zona que coincida con sus características. Probablemente, han explicado, se le de por desaparecido en otra zona, pues, en aquella época, "los barcos no naufragaban, se perdían".
En cuanto a la posible ubicación de los restos del bacaladero vasco, los submarinistas han explicado que será difícil encontrarlos si el escáner de Azti no lo ha detectado, dado que pocas millas más allá se acaba la plataforma continental, lo que supone que el barco podría estar sumergido a más de mil metros de profundidad.
El Bou Nabarra se enfrentó el 5 de marzo de 1937, cerca de cabo Matxitxako, con el crucero franquista Canarias que atacó a un convoy que se dirigía a Bilbao, protegido por los Bous de la "Marina de Guerra Auxiliar de Euzkadi". La falta de navíos de guerra para las labores de escolta obligó al recién constituido Gobierno Vasco a artillar barcos atuneros y bacaladeros, tipo este último al que pertenecía el Bou. El navío se enfrentó al buque durante más de tres horas pero finalmente fue hundido y murieron treinta tripulantes.
EL DIARIO VASCO


El fiasco del bou 'Nabarra'
Confirman que los restos del barco de la Marina de Guerra de Euskadi hallados en marzo frente la costa de Bermeo no pertenecen al mítico navío


26.06.08 -
V. P.


T odo apuntaba a que sí, a que los restos encontrados el pasado mes de marzo pertenecían al mítico buque, pero las últimas investigaciones han demostrado que no, que no lo son. Los equipos de buceo han descartado finalmente que los restos hallados en el Cabo Matxitxako pertenezcan al Nabarra, el buque de la Marina de Guerra de Euskadi hundido en la Guerra Civil. Aunque todavía se desconoce la identidad del pecio, se sabe que se dedicaba al transporte del mineral de hierro. El descubrimiento fue posible gracias al encargo del Gobierno Vasco a la Fundación Azti-Tecnalia para cartografíar los fondos de la plataforma continental con fines medioambientales.
En agosto de 2007 se recogieron datos mediante una sonda acústica multihaz de alta frecuencia y máxima resolución. Al analizar los resultados, los expertos identificaron un barco hundido en las proximidades de Matxitxako, sobre fondos de unos 100 metros de profundidad y en relativo buen estado. De todos los buques hundidos en la zona, se comprobó que éste coincidía con el bou Nabarra. Para poder verificarlo, el pasado 15 de febrero se utilizó un submarino teledirigido, que obtuvo las primeras imágenes.
Según han explicado los submarinistas de la asociación Kresala que han participado en las inmersiones entre mayo y junio para corroborar los datos ofrecidos por el robot, el pecio se encuentra sumergido a 6 millas frente a San Juan de Gaztelugatxe, entre 93 y 95 metros bajo el nivel del mar. Al bajar hasta él, los submarinistas pudieron comprobar que parte de la carga había escapado de las bodegas, observando restos de mineral de hierro por la zona. Este hallazgo descartaba que se tratara del Nabarra y apuntaba, según han explicado, a un carguero de tamaño medio de principios de siglo, probablemente de los que llevaban mineral de hierro a Cardiff y volvían con carbón.
En sus inmersiones, los buzos encontraron otras pruebas que descartaban la hipótesis del buque de guerra, pues el casco se encuentra entero, sin restos de haber sido hundido tras una batalla naval. Tampoco se han encontrado restos del cañón que portaba, aunque sí un artefacto que, sospechan, podría tratarse de una ametralladora, que atribuyen a las necesidades de defensa de la época.
A pesar de que las mediciones tomadas originalmente apuntaban a unas dimensiones similares a las del bou, las inmersiones han permitido comprobar que difieren, pues la proa no llega a los 8 metros, frente a los 14 que debería tener, y la manga del barco tampoco coincide con la del Nabarra. Sobre su identidad, no hay datos, ya que no han encontrado ningún naufragio en la zona que coincida.
En cuanto a la posible ubicación de los restos del bacaladero vasco, los submarinistas han explicado que será difícil encontrarlos si el escáner de Azti no lo ha detectado, dado que pocas millas más allá se acaba la plataforma continental, lo que supone que podría estar hundido a más de mil metros.
El Nabarra se enfrentó el 5 de marzo de 1937, cerca de cabo Matxitxako, con el crucero franquista Canarias, que atacó a un convoy que se dirigía a Bilbao, protegido por los bous de la Marina de Guerra Auxiliar de Euzkadi. El recién constituido Gobierno Vasco había artillado para labores de escolta barcos atuneros y bacaladeros, tipo este último al que pertenecía el Nabarra. El enfrentamiento duró más de tres horas pero finalmente el bou fue hundido y murieron treinta tripulantes.
LA NOTICIA HA TENIDO UN GRAN ECO

EN LOS MEDIOS DE COMUNICACION




Un momento de la rueda de prensa

Hasta una docena de medios de comunicación se acercaron hasta NervionSub en Bilbao atendiendo la convocatoria de Kresala para explicar los pormenores de las inmersiones realizadas y el resultado de las mismas. Además de ETB, que ofreció en exclusiva algunas imágenes facilitadas por Kresala, los medios de comunicación han prestado mucho interés al tema. Junto a la prensa escrita, las radios Euskadi Irratia y la Ser entrevistaron en directo a Unai Artaloitia.

Vamos a realizar una recopilación de todo ello.
Aquí tenéis lo que publica hoy El Correo.


EL CORREO

Sin noticias del 'Nabarra'
Buceadores aficionados descartan que el buque hallado a 91 metros frente a Matxitxako sea el bacaladero artillado hundido por el 'Canarias' en la Guerra Civil
26.06.08 -
JULIÁN MÉNDEZ
BILBAO




Tres integrantes del club Kresala. / BORJA AGUDO

El bou 'Nabarra' se fue a pique el 5 de marzo de 1937 frente al cabo Matxitxako. El antiguo bacalarero, artillado por el Gobierno de Euzkadi e integrante de su Marina de Guerra, fue hundido por el crucero pesado 'Canarias', en un desigual combate. De sus 52 tripulantes, 38 murieron en la batalla.
En agosto de 2007, mientras elaboraban un mapa de profundidad del litoral vasco, técnicos de la fundación Azti-Tecnalia localizaron los restos de un buque, hundido en la zona donde se estimaba que había zozobrado el 'Nabarra'. Semanas después, un robot submarino dotado de cámaras descendió hasta el lecho marino para recabar evidencias: la forma de la barandilla, el puente de proa, las dimensiones de la eslora... Un puñado de pistas. Algunas voces corrieron a decir que, por fin, el bou había sido localizado. Sin embargo, un equipo de buceadores aficionados de la asociación Kresala ha descendido en cinco ocasiones hasta los restos, a 91 metros de profundidad, y ha desmontado las primeras impresiones. El bou 'Nabarra' sigue desaparecido 61 años después de la batalla.
«Allí abajo apenas hay luz. La visibilidad es de unos 4 metros», asegura Unai Artaloitia, uno de los buzos y especialista en inmersiones profundas. Casi a tientas, Artaloitia recorrió la zona de proa del pecio, que está enterrado en el fondo de arena, con la proa apuntando hacia el Nornordeste y a seis millas escasas de la costa. Vio que la proa y las barandillas estaban enteras, que no había rastro de impactos de artillería ni de boquetes de obuses... Luego, flanqueado por Mikel Zabaleta y José Manuel Silva, se asomó al rancho de proa, a las estrechas portezuelas que daban paso a las literas y a los aseos de la marinería. Arriba, asomaba lo que podría ser una ametralladora (algo corriente en los mercantes de la época, asaltados por corsarios al menor descuido), pero ni rastro del castillo de proa artillado que caracterizaba la silueta del 'Nabarra'. «El castillo mide unos 8 metros, frente a los 14 que tenía el del bou», recuerda Artaloitia. La prueba definitiva la obtendría pocos minutos después, al ver la bodega abierta y cargada de mineral de hierro. «Lo supe en cuanto cogí un trozo. Pesaba mucho. A la luz de los focos era de un color medio anaranjado», dice. Un puntal de carga, roto, y una maquinilla de servicio defendían la bodega. Las bordas del carguero aparecen abiertas, vencidas por el peso de la carga. Al cabo de 23 minutos el buzo se vio obligado a subir la superficie para pasar dos horas de descompresión (eliminando los restos de gas nitrógeno disuelto en la sangre).
Tráfico de mineral
El pecio, según Kresala, podría corresponder a un carguero de unos 60 metros de eslora y 9 metros de manga que realizaría el tráfico del hierro entre Bilbao y Cardiff o Bayona y regresaría cargado de carbón. «Ahora nos tocan unos cuantos meses de investigar en los archivos para tratar de saber qué barco hemos encontrado. En aquella época, los barcos no naufragaban, se perdían. Seguiremos buceándolo... Con suerte, podremos encontrar algún elemento que nos ayude: un ojo de buey grabado, un plato de la vajilla de la tripulación, alguna chapa con la serie o el indicativo del buque...», apuntaba Mikel Zabaleta.
La zona está cubierta de cabos y redes, ya que se trata de un caladero habitual entre los pescadores, lo que hace más complicada estas inmersiones, reservadas para especialistas. Cada buceador usa un equipo de respiración autónoma de circuito cerrado ('rebrider'); al tiempo baja con dos botellas más (cargadas con distintas mezclas de aire y oxígeno).
Desde Kresala apuntan que el arrastrero Nabarra pudo haberse hundido más hacia el Norte, en el cantil de la plataforma oceánica donde la profundidad alcanza, en pocas millas, 1.200 metros. De ser así,seguirá sin haber noticias del 'Nabarra' durante mucho tiempo.

25.6.08

FOTOS PARA PRENSA





EL GOBIERNO VASCO PUBLICA

UNA NOTA QUE DICE:

El buque hundido en Matxitxako

no era el Bou 'Nabarra'

24/06/2008 EITB24.com
Buceadores de la asociación Kresala han confirmado que los restos se corresponden con un carguero cuya identidad se desconoce, y han anunciado que seguirán investigando.
Las labores de inspección mediante buceo del buque hundido en las inmediaciones del cabo de Matxitxako (Bizkaia), han confirmado que no se trata del Bou Nabarra, según ha informado el Departamento de Agricultura, Pesca y Alimentación del Gobierno vasco.
La citada fuente ha detallado que buceadores de la asociación Kresala han realizado un informe de identificación del buque hundido sobre fondos de 100 metros, confirmando que se trata de un barco que se dedicaba al transporte de mineral de hierro, pero del que se desconoce la identidad.
"A pesar de que las dimensiones del barco son muy similares a las del Bou perdido", ha indicado el Gobierno vasco, se han realizado una serie de medidas específicas de elementos del buque, que han llevado a la conclusión de que el pecio no es el Bou Nabarra.
En este sentido, la asociación Kresala señala en su informe que el castillo de proa, que inicialmente se creía roto, presenta elementos como la escalera de acceso o las portezuelas de entrada al mismo, en una posición que apunta a que el castillo está indemne y que es unos cinco metros más corto que el del Bou.
El Departamento vasco de Agricultura, Pesca y Alimentación ha añadido que se continuará investigando la identidad de este buque, ya que no consta en ningún registro que un barco de "semejantes características se hundiese en esta zona".

24.6.08

ENTREGAMOS EL INFORME DE VERIFICACION Y EL VIDEO A AZTI

Ayer, día 24 de junio, entregamos el informe de verificación a AZTI, después de haber llegado a un acuerdo sobre el precio del mismo. Unai Artaloitia, Jabi González y yo mismo, Jabi Atutxa, nos desplazamos a Sukarrieta a entregar el informe. Como algunos ya sabíais no se trata del Bou Nabarra sino de unmercante que transportaba mineral de hierro, probablemente hacia Bayona. Incluso creemos que iba artillado con una ametralladora, y pensamos que se hundió hacia la 1ª Guerra Mundial.
Creemos que el Gobierno vasco sacará una nota de prensa escueta sobre el tema en las próximas horas. Nosotros hemos convocado una rueda de prensa para el miércoles 25 de junio a las 4 de la tarde en la tienda de Gorka, NervionSub en la calle Villarías 1 de Bilbao. Así damos tiempo al Gobierno para que publique su nota.
También hemos invitado a los de Azti a sumarse a esta comparecencia pública, porque creemos que lo cortés no quita lo valiente y hay que dejar que ellos también puedan mantener alto su pabellón.
El informe estará disponible en breve. Primero vamos a presentarlo a la prensa y consensuarlo con Azti si finalmente quieren acudir a la convocatoria.
Un saludo a todos
VIDEO DE LA INMERSION

video

11.6.08

AQUI TENEMOS ALGUNOS FOTOGRAMAS


COFA

COLUMNA

BARANDILLA

MIKEL "DEKO"ZABALETA

5.6.08

TENEMOS LA RESPUESTA

LO HEMOS LOGRADO

AUPA MUTILAK, EDERRA EGIN DOGU

Hemos logrado el objetivo. Ya tenemos la respuesta. Pero no podemos decirlo aún. Ahora ofreceremos esta información a Azti y al Gobierno Vasco, para que tengan los datos completos y actúe con pasos seguros.
Nota: Tenemos grabación en video de la última buceada. 23 minutos de fondo y dos horas de deco. En próximas entregas mostraremos algunos fotogramas sin desvelar aún la respuesta. No seáis impacientes, porque si no controlamos el tema nos quedamos sin nada. Claro que vais a ser los primeros en enteraros.

30.5.08

BANDERAS DE KRESALA






Hau burue!!!!!! Se me olvidaba. Voy a hacer dos banderas con el logo de Kresala, una para bajarla al pecio, si realmente es el BOU NABARRA. La colocaríamos junto con la ikurriña, para dos cosas: una honrar a los gudaris fallecidos, no podemos olvidar que se trata de una tumba sumergida, y para poder decirle al lehendakari con orgullo que la ikurriña vuelve a ondear en el Bou Nabarra. Y otra, para demostrar que hemos estado alli, nuestro logo también estará en el pecio. NOTA: Mensaje para Jabi González. Tu cinturón de plomos está haciendo historia en el fondo del mar. Nos ha servido para afianzar el fondeo. Tenemos un cabo enganchado a una boya a -10 m para facilitar las próximas inmersiones

Etiquetas:

28.5.08

GANAMOS OTRA CARRERA
Vaya risas. Unai y el resto de los buceadores que se disponían a realizar un nuevo descenso se han partido de la risa cuando les he dicho que
HEMOS REGISTRADO EN LA WEB EL DOMINIO http://www.bounabarra.com/
Ya sabéis, por si acaso. Aún no sabemos la respuesta definitiva, pero estamos preparando el terreno para darle el bombo que se merece a la futura noticia.

8.5.08

SEGUIMOS TRABAJANDO EN EL PECIO



Nuestros compañeros siguen buceando en el pecio. Además analizamos toda la información disponible, como los planos de construcción del Vendaval, nombre originario del Bou Nabarra. NOTA: La mar no quiere dejarnos hacer el trabajo. Vaya temporal!!!!